Cuantificación económica de las patologías de la falta de adaptación al medio.

Habitos PosturalesLeave a Comment

patologia_articulo

La realidad actual tenemos un alto nivel de preocupación por nuestra salud y bienestar; pero antes de entrar en esta materia es importante homogenizar el concepto de qué entendemos por salud. Con este fin tomaremos como referencia la definición que nos ofrece el Organismo Mundial de la Salud (OMS). “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social y no tan sólo la ausencia de enfermedades o dolencias”.

Desde esta perspectiva son pocos los que podrían considerar que gozan de una buena salud. Vamos a analizar algunos datos estadísticos que demuestran el esfuerzo social en este sentido.

El Reino Unido gastó diecisiete millones de euros en tratamientos contra la depresión. Según la estadística oficial existen más personas de baja laboral por trastornos emocionales que personas en situación de paro.

En España uno de cada diez personas en edad de producir sufre depresión.

Según la Agencia Europea para la Salud en su informe 2007 establecía como causas principales de la incapacidad laboral en Europa los siguientes porcentajes: depresión 27%, lesiones musculo-esqueléticas 27%, enfermedades coronarias 10%.

Los trastornos musculo-esqueléticos son la enfermedad laboral más común, afectan a ciento cincuenta millones de personas y suponen un gasto de 1,6% del producto interior bruto.

El 85% de la población sufre dolor de espalda en algún momento de su vida.

En España, según el Informe de la Fundación Europea para la mejora de la salud, “el 43% de los trabajadores sufre dolor de espalda, y el 70% de los gastos sanitarios son ocasionados por sus patologías”.

Según el informe anterior las bajas laborales por dolores de espalda alcanzan un promedio de 41 días al año.

Según el Plan Director en Riesgos Labores de la comunidad Madrid(*3) “el 42,3% de las mujeres sufren dolor de espalda frente el 24, 8% de los hombres”.

La lumbalgia es la patología médica más cara y es la primera causa de discapacidad de los menores de 45 años en los países industrializados; y el 10% de los pacientes con dolor lumbar no se vuelven a incorporar al mundo laboral jamás.

 

Conclusión: todos los estudios recientes demuestran que los dolores de espalda y articulares en general no son exclusivamente consecuencia del mal funcionamiento orgánico, si no que fundamentalmente son generados por causas biomecánicas relacionadas con el estilo de vida, la falta de higiene postural y por aspectos psíquico-emocionales de las personas.

 

Estudios científicos publicados a partir de 1990 y referidos a patologías mecánicas del raquis son referenciados por las bases de los datos de Medline, Embase, Pascal, health Star, Pyschoinfo, Bioesthics. Estos estudios han analizado los diferentes procedimientos terapéuticos utilizados para el dolor de espalda, demostrando una baja eficacia y descartando la mayoría de las técnicas fisioterápicas, con la excepción de algunos tratamientos manuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.